Pruebas de que tu relación se acabó. Estas son las señales:

Pruebas de que tu relación se acabó. Estas son las señales:

SIEMPRE TENÉS LA CULPA

Los humanos somos los únicos seres vivos capaces de comunicarnos a través del lenguaje. El diálogo es esencial en todos los aspectos de nuestra vida, pero más aún en las relaciones íntimas. Si tu pareja no quiere conversar con vos, no demuestra interés en solucionar los conflictos o simplemente te culpa de todos los problemas, lo más seguro es que la relación ya no tenga salida.

Para que una relación se mantenga y se nutra, conversar y solventar las diferencias es uno de los pilares que debe estar más fuertemente cimentado. « Nada resulta más hiriente que la sensación de que la gente que tenemos cerca no escucha realmente lo que queremos decir », razona Virasoro.

NO TENÉS TIEMPO PARA ACTIVIDADES JUNTOS

Ya comentamos que la rutina es implacable, pero si aparte de esto tampoco nos esforzamos por compartir con nuestro compañero o compañera, lo más seguro es que la comunicación empiece a fallar. Programar una cita, un encuentro sexual en algún lugar diferente, una salida al cine o simplemente tomarse un café son detalles que hacen que la relación no termine perdiendo su chispa, crezca y prospere.

NO EVIDENCIÁS MEJORAS EN LA RELACIÓN

La vida real está plagada de baches y adversidades. Son obstáculos que deben sobrepasarse y superarse, los problemas vienen cuando esto no sucede. Cuando esperamos que las cosas se solucionen por si solas y, como si fuera poco, naturalizamos que la situación forma parte de la relación entonces hay que replantearse el vínculo con la otra persona.

MOSTRÁS INTERÉS POR OTRAS PERSONAS

Si pensamos frecuentemente en otras personas, si sentimos atracción por otras, si buscamos otras opciones. la relación no es tan fuerte como vos considerabas.

TENÉS DUDAS

Escuchar nuestra voz interior puede ser de mucha ayuda en estas situaciones. Porque nos auxiliará a saber qué sentimos realmente. Escucharnos a nosotros mismos, saber, entender qué queremos y si aún proyectamos nuestra vida con nuestra actual pareja o no.

LAS PRIORIDADES HAN CAMBIADO

Como dice una reconocida canción: « cambia, todo cambia ». Es común que evolucionemos, cambiemos de intereses y hasta de gustos. Puede ser también que toda esta situación te lleve al distanciamiento, puesto que no compartirías los mismos hobbies o aficiones.

EL DESEO DESAPARECIÓ

Una señal de alarma clara es el deseo por el otro. Si uno de los dos no está satisfecho con el sexo, algo no anda nada bien. Sin embargo, no debemos olvidarnos que es imposible establecer cantidades para determinar cuándo el sexo es suficiente, cuando el otro está complacido porque varía dependiendo de cada persona.

No menos cierto es que hay picos y baches en los que tenemos mayor o menor cantidad de actividad sexual. Pero ¡ojo! Si tu rutina ya ni siquiera contempla relaciones íntimas es hora de que te preguntés qué está fallando.