Si eres hombre, descubre las peores cosas que les pasa a las mujeres en un probador de ropa y, si eres mujer, identifícate

Es bien sabido que las mujeres aman ir de compras. Necesiten o no la ropa, es delicioso ir de tienda en tienda, viendo de todo y probándose lo que les quede mejor para probarlo.

Las que compran sin medirse, saben que esto provoca volver a la tienda y tener que pasar bastantes minutos en la línea para regresar o cambiar lo que no les quedó bien. Y además, el probador es un lugar donde TODO puede pasar, para muestra esta lista que te recordará muy amargas experiencias :

1. Embarras de maquillaje la ropa o la encuentras embarrada.

Hay quienes no se miden las cosas con cuidado y embarran la ropa, ya sea que se trate de otra persona o tú, si los vendedores te descubren con la prenda harán que la compres ya que creerán que tú la echaste a perder.

2. Te baja.

Es el peor momento para que te llegue la visita de cada mes, pero sabes que le encanta hacer de las suyas y hasta puede ocurrir que embarres lo que te estás midiendo, oso total.

3. Te atoras en la ropa.

Tuviste la brillante idea de medirte tallas más chicas de lo que deberías y te atoraste en la prenda, necesitarás ayuda para que te la quiten y hasta causas un show en los probadores.

4. Rompes lo que te estás midiendo.

¡Lo peor que te puede ocurrir! Muchas dejan la ropa ahí inservible y otras tienen el valor de comprarla, arreglarla y luego ver a quién se la dan…¿tú de qué grupo eres? No le deseamos esto ni a nuestra peor enemiga. Sumémosle que te das cuenta de que subiste de peso, fatal.

5. Alguien te ve ‘como Dios te trajo al mundo’.

Ya sea que se pasó de lista y abrió la puerta o cortinilla o de verdad pensó que el vestidor estaba vacío, te vio todos los tesoritos y nunca lo olvidará.

6. Te toca un vecino pedorro.

Igual puede ser chica, algunos usan el probador para echarse un gas cuando no alcanzan a ir al baño, la mala noticia es que tú serás quien soporte el olor ¡qué asco!

7. Te graban.

Ya sea sola o si decidiste echarte un rapidín con tu querido, algunas tiendas graban lo que ocurre en los vestidores para ver que nadie se robe cosas, en el inter, graban todo lo que ocurre en los probadores…días después te encuentras con el video en esos sitios para mayores de edad y ni como reclamar, exhibirías que lo hiciste donde no debías.

Así que claro que los probadores pueden ser una experiencia horrible, pero siempre será mejor que ir a tu casa y descubrir que lo que compraste no te quedó, corres el riesgo de volver a la tienda y comprar más cosas que no necesitas.