¿Qué impulsa nuestros hábitos de control?

La mayoría de nosotros al irnos a dormir, de repente pensamos: « Espera, ¿cerré la puerta de casa? » (Y lo comprobamos incluso varias veces). Para algunas personas, esto puede ser un acto completamente normal pero, para otras, puede evidenciar un trastorno de ansiedad. Según los expertos, el punto de inflexión está en tener miedo a perder el control.

Si nos imaginamos a una persona que revisa que la puerta de su casa está cerrada una docena de veces y da varias vueltas a su casa para estar completamente seguro de que todo está bien, probablemente estemos ante un caso de trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), un tipo de trastorno de ansiedad caracterizado por una tremenda obsesión por el control -intentando controlar lo incontrolable- y con pensamientos recurrentes y negativos al respecto.

Sin embargo, muchos de nosotros estamos expuestos a explosiones repentinas de incertidumbre. ¿Apagamos el gas antes de irnos a nuestras vacaciones? ¿Cerramos todas las ventanas de la casa? O peor aún, ¿nos olvidamos a uno de los pequeños en casa?

Las distracciones y las prisas para llegar a tiempo a donde necesitamos ir, dan como resultado estos lapsus de memoria y la conmoción repentina cuando nos damos cuenta de que no estamos seguros de si hicimos todo lo que deberíamos haber hecho.

Una nueva investigación de la Universidad de Concordia en Montreal (Canadá) sugiere que ese temor a perder el control puede dar como resultado un comportamiento recurrente de control (obsesión por el control). Esto, según los expertos, puede ser el núcleo de muchos trastornos de ansiedad, incluido el TOC.

« Hemos demostrado que las personas que creen que van a perder el control son significativamente más propensas a mostrar un comportamiento de control con mayor frecuencia », comenta Adam Radomsky, coautor del trabajo en la revista Journal of Obsessive-Compulsive and Related Disorders.

« Cuando tratamos el TOC en la clínica, podemos tratar de reducir las creencias [de los pacientes] sobre perder el control y eso debería reducir sus síntomas », aclara Radomsky.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.